02:09 h. Sábado, 27 de Mayo de 2017

BARROCO AUSTRAL

UNA PROPUESTA DE #ASAMBLEACONSTITUYENTE PARA #CHILE

fundador

BARROCO AUSTRAL | 17 de Mayo de 2012

A la luz de un intercambio de ideas con un tuitero que tenia muy poca pericia para manejar los conceptos basicos de Derecho Constitucional, que por cortesia de red social no lo voy a revelar, pero que planteba conceptos como que una asamblea constituyente anula los otros poderes del estado, que la única asamblea constituyente de la historia fueron los Estados Generales de 1789 (sic), que la constitucion de Uruguay no presenta mecanismos de Asamblea

A la luz de un intercambio de ideas con un tuitero que tenia muy poca pericia para manejar los conceptos basicos de Derecho Constitucional, que por cortesia de red social no lo voy a revelar, pero que planteba conceptos como que una asamblea constituyente anula los otros poderes del estado, que la única asamblea constituyente de la historia fueron los Estados Generales de 1789 (sic), que la constitucion de Uruguay no presenta mecanismos de Asamblea Constituyente cuando en el articulado comtempla esta opción por medio del mecanismo de Convención Nacional Contituyente. Más allá de mostrar que antes de opinar sobre estas materias se requiere un minimo de formación cívica, el mencionado episodio me plateó la cuestión urgente de empezar a levantar modelos y mecanismos sobre las posibilidades de una asamblea constituyente para Chile como expresión de la potestad constituyente de la soberania popular que actuá de manera extraordinaria, superior y fundacional sobre los tres poderes del estado.

Por lo anterior, tomando algunas ideas del texto constitucional uruguayo del 1967 con sus modificaciones de 1989, 1994 y 1997, levanto la siguiente propuesta de una mecanismo de asamblea constituyente para reforma de la constitución:

Los Senadores, los Diputados y el Poder Ejecutivo podrán presentar proyectos de reforma que deberán ser aprobados por mayoría absoluta del total de los componentes de ambas camaras.

 El proyecto que fuere desechado no podrá reiterarse hasta el siguiente período legislativo, debiendo observar las mismas formalidades.

 Por iniciativa del diez por ciento de los ciudadanos inscriptos en el Registro Electoral, presentando un proyecto articulado que se elevará
a los presidentes de ambas camaras, siendo promulgado de manera inmediata según las normas enunciadas más adelante.

 Según el tipo de iniciativa de reforma constitucional después de ser aprobadas o presentadas serán promulgadas por los Presidentes de ambas Camaras, tras lo cual el Poder Ejecutivo convocará, dentro de los noventa días siguientes, a elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente que deliberará y resolverá sobre las iniciativas aprobadas para la reforma, así como sobre las demás que puedan presentarse ante la Convención. El número de convencionales será doble del de legisladores. Conjuntamente se elegirán suplentes en número doble al de convencionales. Las condiciones de elegibilidad, inmunidades e incompatibilidades, serán las que rijan para los Diputados.

 

Su elección por listas distritales, se regirá por el sistema de la representación proporcional. La Asamblea Constituyente se reunirá dentro del plazo de un año, contado desde la fecha en que se haya promulgado la iniciativa de reforma.

Las resoluciones de la Asamblea deberán tomarse por mayoría absoluta del número total de sus miembros, debiendo terminar sus tareas dentro
del año, contado desde la fecha de su instalación. El proyecto o proyectos redactados por la Asamblea Constituyente serán comunicados al Poder Ejecutivo para su imediata y profusa publicación.

El proyecto o proyectos redactados por la Convención deberán ser ratificados por el Cuerpo Electoral, convocado al efecto por el Poder Ejecutivo, en
la fecha que indicará la Asamblea Nacional Constituyente.

Los votantes se expresarán por "Sí" o por "No" y si fueran varios los textos de enmienda, se pronunciarán por separado sobre cada uno de ellos. A tal efecto, la Asamblea Constituyente agrupará las reformas que por su naturaleza exijan pronunciamiento de conjunto. Un tercio de miembros de la Asamblea podrá exigir el pronunciamiento por separado de uno o varios textos. La reforma o reformas deberán ser aprobadas por mayoría de sufragios, que  no será inferior al treinta y cinco por ciento de los ciudadanos inscriptos en el Registro Electoral.

 

 

 

 

 

Más acciones:
Otros autores
Facebook